Hoy lo he comprendido.

tumblr_okfzowYEJp1w31sefo1_1280

Hoy se me ha iluminado la verdad. Hoy he entendido lo que no acababa de entender. Ha sido gracias a una amiga que ha estado 3 años en una misión en Africa.

Ayer quedamos y hablamos. Ella me explicaba lo que hacía allí. Lo poco que tenían y lo mucho que daban. Es una mujer de buena posición que económicamente no le faltaría ningún capricho. Sí, ya se. Muchos dirían. Claro, así también voy yo a ayudar al Africa.
No te engañes. Ella podría estar viviendo aquí con todo lujo y ha escogido estar allí casi sin nada. En teoría eran 3 años máximo, pero ha decidido volver sin previsión de retorno.

Entonces he estado dando vueltas a esto, y lo he visto claro. Ella se da a los otros. En este caso a los necesitados de allí. Ella me contaba lo feliz que se sentía cuando veía las caras de felicidad por ayudarles. Decía que es como una droga. Eso es lo que la hace feliz. Y no quiere otra cosa.

Entonces, ayer por la noche salí. Había quedado con un viejo amigo que hacía tiempo no nos veíamos. Casado, como no, pero muy frustrado en su matrimonio. Total, me invitó a un hotel, y allí estuvimos. Le pedí que usara preservativo (siempre lo uso a no ser que sea de muchísima confianza), y cuando acabó hice algo que no había hecho antes. Le saqué el preservativo e hice ver que lo iba a tirar. En el lavabo le puse una pinza y lo guarde en el bolso.

Cuando llegue a casa mi marido estaba durmiendo. Yo había vuelto más caliente todavía. Me desnude toda y saqué el preservativo. Lo abrí y lo vacié en uno de mis pechos. Era más líquido y transparente.

Entonces me puse a jugar con mi marido. Le puse el otro pecho en la boca, y como no podía ser de otra manera, empezó a chuparlo. Se despertó con su erección visible. Le dije si le gustaba, y me confirmaba que si. Entonces le dije si me chuparía el otro. Se extrañó de la pregunta. Le enseñé el pecho todo mojado. Me miró. Me sonrió. Y me preguntó. -¿Quieres que te lo chupe? ¿Te hace feliz?
Le respondí que si.

Se puso encima mío y me penetró, y mientras lo hacía me chupó todo el pecho. Lo limpió todo. Y me recordó que él estaba para hacerme feliz. Esa era su misión en la vida. No quería otra cosa.

Le abracé, le besé, y me corrí.

Entonces entendí que igual que mi amiga, a mi marido lo que le hace feliz es verme feliz y hacerme gozar. Da igual como. Esa es su misión. Por eso le amo. Por eso siempre compartiré mi vida con él. Nunca podré encontrar a otro como él.

Te amo J.

69 picantes consejos para nosotras

hayley_marie_changing_room_001

Aquí hay una lista de 69 ideas divertidas que encajan en lo que nos gusta.

No voy a mentiros. Las encontré en internet y creo que muchas de ellas son creativas. Puede ser que te den ideas de trabajar en tu relación de pareja.  Si tu marido es como el mío apuesto a que le gustarán.


1. Regularmente formular observaciones a tu marido acerca de otros hombres que te encuentran atractiva.

2. Recuérdale a tu marido que prefieres pollas grandes durante el sexo. (la mayoría tienen complejo de pequeñas y eso les dice inconscientemente que necesitas otras más grandes).

3. Di a tu marido acerca de las cosas que tu amante hace mejor sexualmente.

4. Di a tu marido cada vez que tengas relaciones sexuales con pensamientos en otras personas.

5. Haz que tu marido te observe como te preparas para salir de casa (de caza o no).

6. Afeitate el sexo y dile a tu marido que es debido a que otro hombre te lo pidió.

7. Haz que tu marido te bañe, te afeite las piernas y el sexo, o prepare la ropa, las joyas y el perfume para ayudar a prepararte para tus citas.

8. Ponte un discreto tatuaje (aunque sea temporal) sexualmente sugerente.

9. Hazte un peircing y dile a tu marido que la hiciste por petición de tu amante.

10. Compra y usa una tobillera con un As de picas cuando salgas de fiesta, y hazle saber lo que significa.

11. Usa ropa sexy y zapatos de tacón alto en público.

12. Deja de usar ropa interior y asegúrate de que tu marido lo note.

13. Abiertamente coquetea con otros hombres delante de tu marido.14. Comparte tu estado de Esposa+ con alguna amiga íntima, y mira la reacción de tu marido cuando hablais los tres.
15. Pídele a tu marido  dinero en efectivo para las citas en caso de que necesites conseguir una habitación de hotel. (o pídele que haga la reserva).

16. Pídele a tu esposo reservar una habitación de hotel para ti y tu amante, y que te traiga la llave antes de la cita.

17. Pídele a tu esposo salir contigo de fiesta y hacerle ver desde el otro lado de la sala  cuando ligas con hombres.

18. Haz que tu esposo conduzca para ti y tu amante mientras teneis sexo en el asiento trasero.19. Pídele a tu marido que te lleve a un hotel para satisfacer a tu amante, y vuelva a recogerte después.

20. Haz que tu esposo te ayude a encontrar a los hombres para ti.

21. Haz que tu marido te acompañe a un bar a encontrarse con otros hombres, y házlo ir a aparcar mientras tu y el otro hombre se conocen.22. Haz que tu marido mire cuando  tengas relaciones sexuales.

23. Niégale  a tu marido el privilegio de verte en alguna ocasión.


23. Viaja fuera de la ciudad en un viaje de negocios o de fin de semana con otro hombre.

24. Llama a tu marido por teléfono durante las relaciones sexuales con otro hombre y  deja escuchar.

25. Lleva a otro hombre a tu cama matrimonial.

26. Ves  con otro hombre mientras tu marido está en el trabajo o fuera de la ciudad, y luego hazle saber.

27. Ves con otro hombre mientras tu marido esté en la habitación de al lado.

28. Ves con otro hombre, grábalo y deja a tu marido verlo más tarde.

29. Cuando tienes sexo delante de tu marido, déjale muy claro y abiertamente lo bien que te sientes.

30. Haz algo con otro hombre no lo hayas hecho con tu marido y luego explícaselo a tu marido.

31. Díle a tu marido todos los detalles de una cita unos días más tarde.

32. Recuérdale a tu marido una fecha especial, pero hazle saber que incluía sexo agradable con otro hombre.

33. Tontea con el jefe de tu marido.

34. Tontea con uno de los amigos de tu marido.

35. Hazlo con un hombre negro.

36. Hazlo con un hombre mucho más joven.

37. Hazlo con  alguien rico y poderoso.

38. Tontea con una figura de autoridad como un oficial de policía.

39. Pregúntale a tu marido si le importaría que quedases embarazada de tu amante.

40. Vayan a una cabina de videos porno para adultos juntos y chupa una polla a través de un agujero de la gloria (gloryhole) a un desconocido (con preservatico).

41. Ves a un cine  con tu amante. Haz que tu marido se siente en otro lugar cercano y no pierda detalle.

42. Acompaña a un amante a un club de intercambio de parejas locales como pareja.

43. Toma a tu amante y un amigo suyo en un trío (hombre o mujer).

44. Ten sexo en un lugar semi-público con un amante, entonces describelo a tu marido.

45. Haz que tu marido limpie algo en la casa mientras estás en una cita.

46. Haz que tu esposo elija y pague por la ropa interior que uses con tu amante.

47. Cuando tus amantes llamen, contesta la llamada en otra habitación y cierra la puerta para mayor privacidad.

48. Ten sexo por teléfono con un amante, y mira a tu marido como te masturbas y hablas por teléfono.

49. Niega a  tu marido sexo durante varios días antes de salir en una cita.

50. Camina por tu casa desnuda antes de una cita, pero no permitas que tu marido tenga relaciones sexuales contigo.

51. La noche antes de una cita masturbate con una película porno, pero con tu marido sólo mirando.

52. Después de una cita masturbate delante de tu marido al tiempo que recuerdas los detalles de la cita.

53. Regularmente usa joyas o ropa que te hayan regalado tus amantes.

54. Haz que tus amantes llamen a casa y pregunten por ti directamente a tu marido.

55. Llama a tus amantes delante de tu marido y permítele escuchar la llamada.

56. Haz que tu marido guie la polla de tu amante en tu coño.

57. Haz que tu marido secretamente se acueste debajo de la cama o en un armario mientras te follas a  un amante.

58. Haz que tu esposo te realice sexo oral a usted después de tener relaciones sexuales, o regreses de una cita.

59. Felicita a tus amantes durante el sexo y asegurate que tu marido os escucha.

60. Date a conocer y ser vista como una “pareja” en público con un amante regular.

61. Quítate los anillos de boda antes de salir solos, o antes de ir a una cita con un amante. Haz que tu esposo se ponga tus anillos hasta que vuelvas.
62. Haz planes para salir de la ciudad durante una noche con tu amante, y deja que tu marido lo sepa.

63. Pasa una noche entera con un amante, sin haber avisado previamente a tu marido. Llámale y que te prepare un desayuno.

64. Haz que tu marido brevemente realice sexo oral contigo mientras te preparas para una cita, o justo antes de la salida.

65. Ves con dos amantes diferentes en noches sucesivas, o incluso en el mismo día.66. Ten una experiencia Trio sexual con uno de tus amantes y otra mujer, y explícale a tu marido.

67. Participa en el sexo en grupo con varios hombres para explicarselo a tu marido.

68. Haz que varios amantes se corran en tu cuerpo y luego explícale a tu marido.

69. Ten relaciones sexuales con un ex novio o ex-esposo y deja que tu marido sepa que te ha gustado.

Repito que no es una lista mía. La he “reformado” un poco porque la original era demasiado fuerte. Yo no he hecho ni tengo intención (de momento) muchas ideas de la lista, pero a modo de sugerencia, ahí quedan. Espero recibir ideas nuevas u opiniones acerca de éstas. 

Buen verano. Voy a estar un poco desconectada, pero intentaré publicar alguna idea nueva.

Como le confesé lo inconfesable y lo disfrutó.

tumblr_oaz9zeY56X1tbfj76o1_400 (1).jpg

Carmen me envió su experiencia personal de como dio el gran paso. Quiero compartirla porque me parece muy instructiva.

Cuando mi marido me confesó años atrás su fantasía de querer verme con otro, me lo tomé a mal. Como casi todas, imagino.  De entrada es un choque de pensamientos y sensaciones. “Ya no me quiere”. “Quiere una excusa para ir con otra”, etc. 
Pero a base de tiempo y de insistencia la idea empieza a entrar en mi mente y empieza a formar parte de tus pensamientos. Cuando ves a otro hombre que te atrae ya piensas en las cosas que te gustaría hacer con él, etc. Aunque nunca le reconocí a mi marido que me excitaban mucho esas ideas. 

Pero el tiempo va pasando, y el tema seguía en mente, así que hace dos años aproximadamente pasó.
Fue sin premeditarlo mucho, y quiero compartir mi experiencia. 

Salí una cena de trabajo con mis compañeros. La cena transcurrió entre vinos, risas y mucho cachondeo. Después de cenar (yo ya iba un poco salida) decidieron y a bailar a una discoteca, y acepté encantada ya que mi marido nunca me llevaba y me encantaba bailar. 

Estuvimos allí tonteando entre todos, y entre copa y copa, se hizo muy tarde. El resto del grupo fueron marchando hasta que sólo quedamos Carlos y yo. No pasamos mucho rato bailando hasta que decidí que debería acabar la fiesta. Así que le dije a Carlos que quería irme, y él me dijo que le parecía bien. Que me acompañaba al coche. Yo le dije que encantada y como así fuimos paseando hasta el coche que lo tenía a tres manzanas. Como hacía frio , y la conversación había cogido un buen camino, cuando llegamos, le dije si quería subirse atrás y seguir hablando. La verdad es que en ese momento yo no tenía ninguna intención de nada.

Nos subimos y nos acomodamos frente a frente. Carlos era un compañero de trabajo casado unos años más joven que yo. Se mantenía en forma. Casi no habíamos empezado a hablar pero el hecho es que se abalanzó hacia mi y me besó en los labios. Me sorprendió de entrada, pero me dejé ir. En ese momento sólo pensaba que me gustaba y estaba excitada. Nos estuvimos besando largo rato apasionadamente, hasta que empezó a meter su mano bajo mi blusa y acariciarme los pechos. Le debieron de gustar porque sus besos eran más apasionados aún. Acerqué mi mano a su paquete y me sorprendió el bulto y su dureza. En un instante le desabroché los pantalones y le bajé los calzoncillos.
Como aquella noche había salido con tanga y con falda bastante corta, simplemente me senté encima de él y dejé que me penetrara mientras nos seguíamos besando. Sólo le tuve que montar unas pocas veces porque se corrió muy rápido, y disculpándose. Le besé y le dije que no se preocupara. Qué me encantaba que se hubiera corrido tan rápido, porque eso significaba que yo le ponía mucho. No pasaron 5 minutos que nos despedimos llegando a un acuerdo de que aquello no lo íbamos a mencionar con nadie.

Volviendo para casa estaba entre orgullosa y arrepentida de lo que había hecho. Nunca había sido infiel a mi marido. Pero recordaba las veces que había tenido sexo con mi marido contándome lo mucho que le excitaba imaginarme con otro. Cuando llegue a casa, entré a oscuras en la habitación. Me desnudé del todo y me abracé a él. Se medio despertó abrazándome y abrazándome por la espalda. ME acarició los pechos y los pezones se me pusieron muy duros, así que eso le animó y bajó una mano hasta mi sexo. Jugó con él y vio que estaba chorreando. Me indicó que parecía que estaba muy caliente. Le dije que si. En aquel momento estaba entre muy excitada y muy preocupada por el hecho de que se pudiera dar cuenta de la infidelidad.

cuni.jpg
Pero cuando noté su miembro muy fuerte empujandome por detrás, entendí que debía dar el paso. Le dije que estaba muy mojada, y si quería que se la chupara. Evidentemente me dijo que si. Pero justo antes de hacerlo me acerqué a él, le di un beso muy profundo, y mientras tenía su miembro en mi mano bien duro, le dije con estas mismas palabras: – Tengo el coño mojado porque he hecho lo que querias. Me callé y ví como se encendió aún más, así que le dije que iba a comérsela haciendo un 69 para que pudiera ver mi coño mojado. Me puse a ello, y para mi sorpresa, se puso como un salido a chuparme el coño, que una hora antes me habían rellenado. Eso hizo que me corriera al instante. Nunca antes me había corrido tan rápido. Y él tampoco se  corrió al instante en mi boca. Nunca antes nos habíamos corrido juntos mutuamente sin masturbárnos. 
Cuando acabamos nos abrazamos y besamos. 

Esa fué mi primera vez. Han habido más. Pero así es como di el paso de decirle y para mi sorpresa lo disfrutó.

Esta experiencia de Carmen nos relata un tema que es muy común. El hombre pasa por un periodo interno de lucha y nervios antes de reconocer a su mujer su deseo íntimo. Una vez lo ha hecho (con mucha valentía),  pasa un tiempo de reflexión por ambos. En algunos casos, el tema queda ahi y no avanza. En otros si. Pero esta experiencia muestra el difícil momento de nosotras de reconocer el hecho una vez realizado. Algunas parejas pactan esa primera vez, pero otras son ellas que ante la solicitud de sus maridos, un día se produce el caso, y de esas, unas muy pocas se atreven a confesarlo y compartirlo con sus maridos. Sé que hay algunas que a pesar de haberlo hecho, lo mantienen en secreto, porque no están seguras de la reacción de sus maridos, o también puede ser porque no tienen la confianza máxima que se requiere para este tipo de relación. Pero yo os puedo asegurar, que si la confianza y amor en la pareja es máxima, el éxito está asegurado.

Espero compartir más experiencias (con éxito o sin) sobre nuestro tema.

Alicia Prados.

http://cornudocientificamente.blogspot.com.es/2015/03/como-le-confese-lo-inconfesable-y-lo.html?showComment=1492716557515#c4473262924691549190

Modificacion de la conducta del hombre con la castidad

0tumblr_nfe85qFTuB1rispuco1_1280

El comportamiento masculino mejorará dramáticamente cuando se quita intencionadamente su satisfacción sexual. Sus instintos se lo llevara a exhibir un comportamiento agradable y hará que sea mucho más difícil para él hacer nada que vaya en contra de sus deseos. Sólo recuerde que hay una demora de tiempo significativa a medida que el macho de un estado de satisfacción sexual a la frustración sexual. Se necesita un poco de tiempo y negando su orgasmo por sólo unos pocos días no será suficiente. De hecho, durante los primeros días, que podría ser más impaciente, agresivo y mostrar un comportamiento manipulador molesto como lloriqueo o intentar controlar a través de la fuerza. Una buena regla general es que se tarda aproximadamente una semana para ver los beneficios de la castidad forzada. Tienes que darle tiempo suficiente para conseguir totalmente insatisfecha sexualmente antes de estar en control total. Para que esto ocurra se va a necesitar una de la amplia selección de dispositivos de castidad masculina en el mercado abierto.

tumblr_mfup3kg9uF1r64122o1_500.jpg

No permitirle al orgasmo durante las relaciones sexuales con usted, y acabar con su masturbación sin supervisión poniéndolo en castidad dará lugar a su hombre siempre está centrado en ti. Él no será capaz de escapar de su necesidad de dar cumplimiento de toda necesidad y el deseo.
Una forma útil de pensar en esto es pensar en su satisfacción sexual como unas vacaciones lejos de usted. Cada vez que el macho alcanza el orgasmo su enfoque se desplazará a otro lugar por alrededor de una semana. Durante este tiempo él será “de vacaciones” y no será servirle a la medida de sus posibilidades. Con esto en mente, se debe considerar el número de semanas al año que desea su atención para estar en sus propios deseos egoístas. Como su jefe, ¿cuántas semanas de “vacaciones” debe ser concedido.

chatity.jpg

Un orgasmo masculino por semana se traduce a 52 semanas de “vacaciones” por año.
Un orgasmo masculino cada dos semanas se traduce a 26 semanas de “vacaciones” por año.
Un orgasmo masculino al mes se traduce a 12 semanas de “vacaciones” por año.
Un orgasmo masculino por trimestre se traduce en 4 semanas de “vacaciones” por año.
Un orgasmo masculino cada seis meses se traduce en 2 semanas de “vacaciones” por año.
Un orgasmo masculino al año se traduce en 1 semana de “vacaciones” por año.

Como el que está en el poder, decidir muchas semanas de vacaciones sería su mejor empleado merecen por año? Cuántas semanas estás dispuesto a tolerar el foco de su hombre estar en su satisfacción egoísta, en lugar de usted?

chaaaa.jpg

En cuanto a la equidad. le hizo saber al menos en términos generales, el número de orgasmos que usted piensa que se merece. A medida que pasan las vacaciones, no existe una fórmula exacta. Dado que usted es el que está en el poder, tiene que decidir cuándo y dónde. No le permita a quejarse o incluso solicitar un orgasmo. Si él está “esperando” que le deja semen, ya sea a través del sexo o la masturbación supervisada, se puede considerar que no es más que lloriquear por la atención. Usted está en todo el derecho de castigar el mal comportamiento.

Lo que nos lleva a la otra mitad de modificación de la conducta. Disciplina. Si no te gusta una determinada forma en que está actuando, debe ejercer su autoridad. Retrasar o modificar su recompensa. Y no le permiten quejarse cuando se modifica el horario o rara vez se cancela un orgasmo.

spank byw.jpg

En algunos casos, es apropiado utilizar el castigo físico, como zurra. La aplicación de algún tipo de sustancia química como el helado caliente a sus bolas, pezones o pene puede ser no peligroso y memorable dolorosa. Una opción de tiempo de espera es también apropiado. Encontrar un fuera del camino lugar: una habitación libre, garaje o el sótano de esposar y le amordazar durante unas horas. Un hotel puede servir como un gran lugar para salir de él, mientras que ir tienda y obtener valor de su dinero. Una última forma de castigo sería hacer a soportar algo desagradable: cerdo lo atan en la ducha y orinar sobre él. Cualquier cosa que se cambie su comportamiento debe ser humillante e incómodo suficiente como para que no lo hará “voluntario”. De todos modos, es más divertido para que usted pueda engañarlo con sus pequeños deseos niño y estúpida “cerebro del hombre”. Dile que se va a atar y por favor. Una vez que él no puede hacer nada, detalle sus errores y castigar.

Limpiandome despues de una Cita

c tumblr_ogm9t1Eryw1rs0mm3o1_540.jpg

Las mujeres que saben lo que están haciendo saben cómo chupar una polla, y conocemos el sabor del esperma en nuestra boca. Soy una mujer que le gusta chupar. He chupado unas cuantas de ellas y he obtenido mi cuota de descargas. Eso es parte de ser sexualmente activas.

También me encanta cuando un hombre se corre dentro de mí. Yo no conozco a ninguna mujer que no le guste.

Pero el buen  sexo oral recibido por un hombre es la bomba. Nunca tengo suficiente. Los chicos que saben cómo complacer a las mujeres son pocos, pero son la bomba.. Los que no lo hacen ni siquiera están en el juego.

Pero tiene que ser diferente para un hombre que se ponga a hacer su labor oral con una mujer que ha estado con un hombre recientemente. La mayoría de los hombres no tienen ningún interés en hacer eso. Pero nuestros maridos pueden ser una excepción. Puedo asegurar que  la mayoría parecen ansiosos de ir abajo  después de una “cita” y  “limpiar”. Parece su nueva droga. Y funciona.

Mi marido le costó, pero ahora es él, el que lo pide. necesita su ración.  Cuanto más excitado está es más que probable que vaya abajo después de que yo venga a casa de estar con alguien. Incluso a veces jugamos a ver si adivina de que sabor era el preservativo que uso mi amante. Pero parece que cuando más disfruta es cuando lo he hecho sin preservativo (sólo con hombres de confianza).

Cuanto más tiempo ha pasado desde que ha tenido un orgasmo, más fácil es para conseguir que se ponga bajo mí. Al principio le costaba despues de un orgasmo hacer esta tarea. Ahora (con entreno) ya no tanto, porque ha estado haciendolo después de correrse él. Si se lo pides (u ordenas) no tiene reparos en hacerlo.

Lo curioso es que cuando (sobre todo él) fantaseamos él siempre se vuelve loco con la idea de ir abajo en mí después de una cogida, y lamer el semen de mi coño. Así que esto parece ser una de esas situaciones en las que la realidad puede ser más de lo que puedas entender. Como he dicho antes, realmente parece una droga para él. Y me pide su próxima ración.

He disfrutado al conseguir que él haga más de lo que quería en un par de ocasiones (es una cosa de control para mí). En varias de mis citas he llegado a casa y le convencí para que me complaciera con su lengua, a pesar de que se mostraba reacio.

Le he preguntado qué se siente al hacer eso, y me dice que es un poco abrumador. Él dijo que lo primero que se da cuenta es el fuerte olor a sexo, una combinación picante de mi olor mezclado con el semen de otro hombre. Dice que le excita , no sabe porqué, quizás porque es una prueba de su amor a mi, quizás porque es una respuesta primaria a la competencia, quizás porque es su manera de someterse ante mi. Un cúmulo de sensaciones.

c tumblr_m8e8sdOedt1qatn9jo1_500.jpg
Finalmente, está el sabor. Él dice que si he estado con alguien en las últimas horas su lengua se estremece cuando por primera vez se pone en mí. Él piensa que sus papilas gustativas sienten  un hormigueo. Es un sabor más fuerte de lo normal en mi. No es sabor de semen. Es una mezcla explosiva. Lo que puedo corroborar yo es que cuando se pone ahi abajo, le veo la erección y es más fuerte de lo normal. Muchas veces hacemos esto con un 69 y puedo notar su dureza en mi boca.

Las pocas veces que él se mete abajo en mí inmediatamente después de correrse  alguien, él dijo que sin duda podía saborear la diferencia y aún podía saborear el semen dentro de mí. No sé por qué, pero eso me emociona. Hay algo tabú acerca de tener a mi marido degustandome con la leche de otro en mi coño, y el pensamiento y la imagen  de él lamiendo en mí me hace temblar.

Tal vez sea el hecho de que me gusta “hacer” que lo haga, por convencerlo de ir abajo en mí cuando yo lo deseo. O tal vez como frotar su cara en el hecho de que acabo de ser follada por otra persona, ya que no hay manera de negarlo si él tiene leche de otra persona en los labios. No estoy seguro de por qué, pero eso me excita.

Tengo la intención de hacer esto más. Nos gusta cada vez más a los dos. Tal vez algún día se dará paso entre mis piernas después de cada cita, para lamerme mientras me corro una y otra vez.

c tumblr_nokd8eKSTR1u9nb62o1_500.jpg

Entonces podría deshacerme de esa caja de pañuelos Kleenex junto a la cama.

¿Quién los necesita ya? 

Sumiso Beta vs Sumiso Alfa Plus

beta tumblr_nr1b8xwvka1tdy0plo1_1280.jpg

 

Le he estado tiempo dando vueltas a varios temas, para no repetirme con temas tratados, ya que creo que ya hay mucha información, y he encontrado algunos temas por tocar.

Hoy voy a razonar sobre la diferencia entre dos tipos de “cornudos”.

A uno le voy a llamar el SUMISO BETA, y no es el tipo que disfruto yo, pero entiendo por los emails que recibo que hay un gran número de hombres que se autoclasifican aquí.

El SumisoBeta es un hombre sumiso en la relación. La voz cantante SIEMPRE la lleva la mujer. Él disfruta con el placer de su mujer y entiendo que llega a hacer suyo ese placer. Es un hombre que incluso le gusta la humillación o el sometimiento ante el amante (un hombre alfa).
Siempre busca que el amante sea alfa, con rasgos definidos de dominante. Miembro más grande. Posición social mejor, etc.

El SumisoBeta se siente como la mascota de casa, con sólo ojos para su dueña. Vive por ella. Deja incluso su personalidad de banda para entregarse a su compañera por completo. El hecho es que muchas mujeres este rol les funciona al principio. Lo disfrutan, pero he conocido varios casos de mujeres que al final se aburren o no es el tipo de relación de pareja que desean. Y teniendo en cuenta que tratan con hombres Alfa muy seguros de si mismos, que se cuidan, con un nivel social normalmente más alto, muchas veces sus matrimonios acaban en divorcios. Y lo peor es que este tipo de hombres se sienten más solos que nunca. No entienden que pasó. Quieren que ellas vuelvan, por que no entienden la vida sin sus compañeras.
Desgraciadamente ocurre bastante, y he conocido muchos casos de hombres que han acabado así. Solos y deprimidos.

Con esto no quiero desilusionar a nadie y no digo que siempre acabe mal, pero por desgracia, la experiencia me indica que hay muchas posibilidades.

El otro tipo es el MACHO ALFA PLUS, que es como lo he denominado. Trato de explicarme.
Siempre se ha dicho que el Macho Alfa es el hombre de éxito, que atrae a las mujeres, que triunfa allá donde estén los Betas.

Pero entonces, ¿el MACHO ALFA PLUS que es? Para mi, es el siguiente grado de seguridad. Me explico:

Es un Macho Alfa jugando a ser un Beta “sólo cuando le interesa y para satisfacción y beneficio propio y de la pareja”.

Lo he puesto en cursiva porque creo que es una buena definición, y nunca antes habíamos tratado este tema a fondo.

Y voy a poner de ejemplo a mi marido, una vez más. Él es una persona de éxito, como se denominaría socialmente, con un alto cargo. Con gente a su cargo. Es un líder como persona. Atrae a las mujeres. Eso lo veo yo de lejos.
Sin embargo, en nuestra relación, como ya he dicho otras veces, disfruta de mi placer. Somos un equipo. Trabajamos juntos en la consecución de un objetivo, y muchas veces en ese objetivo, él actúa como si fuera un Macho Beta. Pero lo hace por placer, y como parte de un plan.

Trataré de explicarlo de otra manera. Un Macho Alfa trata SIEMPRE de ser el Rey del Corral. Sólo puede ser él y trata de desbancar a otros rivales. Siempre se muestra por encima de los Betas, porque  él se siente muy superior.
En cambio el Macho Alfa Plus es capaz de mostrarse Menos de lo que es, por estrategia. Por eso es mucho más inteligente, y por eso le añado el PLUS.

Evidentemente yo estoy rendida ante un hombre así. Un hombre que soluciona problemas, que es capaz de atraer a quien quisiera, pero sin embargo, está “hechizado” conmigo. En broma siempre le digo que quizás un día despierte de su hechizo y me vea diferente, haciendo referencia a la película SHREK. Siempre nos reímos ante esta asociación.

A mi modo de ver, una hotwife es, aunque nunca he visto este calificativo, una hembra Alfa. Los dos miembros de la pareja son Alfas, pero el macho juega a ser Beta para dejar el mando a la Hembra en un juego mutuo.

Para mi es la perfecta relación de hotwife-marido, ya que, si lo tomamos como un juego (que al fin y al cabo es de lo que se trata) es la mejor relación para divertirse y disfrutar todos de este juego.

Me gustaría mucho que debatierais sobre este tema ya que me gustaría contrastar vuestra opinión.

Un beso.

Alicia.

http://cornudocientificamente.blogspot.com.es/2015/10/sumiso-beta-vs-macho-alfa-plus.html

Lo que más me gusta de ser Hotwife

cuck tumblr_oo1se49qt81w6sb0xo1_1280

 

Una de las cosas más comunes que me preguntan es…

¿Cuál es mi parte favorita de la forma de vida como hotwife?.

En realidad no es una pregunta fácil de responder porque hay tantas cosas que me gustan de ello, a pesar de las subidas y bajadas emocionales ocasionales que (aún) recibo de vez en cuando.  

Soy humana y en los momentos bajos estoy sujeta a todas las emociones que los demás también tienen. Llevamos  en este estilo de vida bastante tiempo, y se ha convertido en algo que en realidad es parte de nuestra relación como pareja.
 
Hay temporadas donde me meto en el papel a fondo. Otras no. Pero en las temporadas donde soy una hotwife al 100% he cambiado la forma en que me veo ve a mi misma y me ven. Normalmente es cuando estoy lejos de casa. Me siento más desinhibida.  Debería ser así todo el tiempo… pero por desgracia aún hay personas que no respetan otras formas de vida que ellos no comparten. Pero el estilo de vida hotwife llegará a su forma natural y plena. Estoy convencida.


Probablemente esto suena muy bien, pero como siempre hay un lado oscuro en el estilo de vida hotwife. Veamos. 

No es algo que hemos discutido, pero sabiendo ahora lo que sé,  creo que ahora no me detendría.
 
Sólo es algo que se debe tener en cuenta. Es un patrón familiar que veo en parejas, y a veces causa problemas reales. En cierto modo, el estilo de vida hotwife es algo que es difícil salir de una vez que entras en ella. No se puede volver atrás porque no se puede eliminar lo que has hecho con alguien. Igual que no se pueden eliminar las relaciones anteriores al conocer a una persona, y eso mismo, a veces, le cuesta aceptarlo a muchas personas. Pero para mí, sin duda en este momento, me conviene perfectamente. 


Los pocos hombres que conocen nuestra relación parecen sentir lástima por mi marido, aunque puedo decir que también les excita la idea. Un reciente estudio demuestra que el 80% de los hombres fantasea con esto. Parece que tienen la impresión de que esto es algo que yo he hecho por mi cuenta – que le  he dicho que voy a joder con otros hombres y que puede gustarle o aguantarse. Nada más lejos de la realidad. Y nada más lejos de sentir lástima por mi marido. Posiblemente él tenga una vida sexual más plena y feliz que la mayoría de hombres. De hecho es él que no quiere volver a la vida pasada.

Por supuesto, en realidad, fué él quien me persuadió para que lo hiciera, y a pesar de que ahora estoy en mi papel y ser una hotwife ahora forma parte de mi identidad esencial y que sería difícil, si no imposible, detenerlo , pero era sin duda la fuerza impulsora de él lo que me empujó.  

¿Quieres saber cómo hacer que tu esposa sea una hotwife? 

 Persistencia, paciencia, amor y hazle saber que vas a cumplir con todo lo que ella desee. ¿qué mujer se va negar a eso? Pero no impongas. No empujes. Necesitamos tiempo para asimilar y aceptar.

Lo que YO obtengo de la forma de vida hotwife: 

Bueno, obviamente no sólo es el fantástico sexo que hay entre nosotros. Follamos más que antes  de llegar a la forma de vida hotwife, y no muestra signos de desaceleración.  Si tu vida sexual es pobre o nula con tu pareja, este estilo de vida no va a solucionarlo. Quizás a ella sí, pero tú te sentirás más fustrado. Este estilo de vida es un complemento extra a las relaciones verdaderamente de confianza en las parejas que ya funcionan bien.

Otra cosa que ha hecho es subir nuestro sentido del humor como pareja. Nos reimos de muchas cosas. Disfrutamos más otras. Y disfrutamos mucho más la vida en todos los sentidos. 


Se  sube por las paredes cuando lo abrazo deliberadamente y me toco el pelo con las manos, la boca y el cuerpo, y le recuerdo lo que me ha hecho “mi amante” en esas partes. Eso le pone a mil. Me gusta tenerlo en ese estado continuamente.

 
Pero si realmente tenía que poner mi dedo en las mejores cosas sobre el estilo de vida hotwife yo diría que son:

Estar con un hombre frente a él. Sé que le encanta ver esto y así que cuando estoy lo disfruto,  abro las piernas más y le excito  muy despacio, mirándole a los ojos. Los hombres son voyeurs por naturaleza y las mujeres exhibicionistas. Nos gustan que nos miren. Nos gusta sentirnos deseadas, y cuando tienes a tu marido super excitado masturbándose viéndo como tú disfrutas como una Diosa, ¿que más se puede pedir?

Una corrida de mi amante
 en mi interior, y él se vuelve loco. A veces, sólo la excitación de llegar a casa con recién sexo dentro de mi, él se vuelve loco buscando mi sexo, y eso a mi me vuelve más loca. La ventaja para nosotras es que vemos muy fácilmente si vosotros estáis excitados o no. Una simple mirada a cierta parte y tenemos la respuesta. Así que es fácil ver si lo que haces con una tercera persona le excita o no. 

La experiencia de Carmen

tumblr_mxtp1p7mwF1sale71o1_540.png

Carta a mi marido.

Hola cariño

Tengo ganas de decirte gracias por tanto tiempo lo agradecida que estoy que abriste mis ojos, mi mente y mi mundo. Sí, me tomó un tiempo para llegar a este punto, y sí, me sentí herida en el primer momento.  Creo que la mayoría de las mujeres quedarían impactadas cuando se enteran de que su marido quiere que tengan relaciones sexuales con otros hombres, pero esa es la forma en que se nos dice como pensar en nuestra sociedad.

A los hombres se les permite e incluso espera conquistar a otras mujeres, pero se espera que nosotras permanezcamos fieles a nuestros hombres. 

Pero esa no es la única forma en que tiene que ser. Yo, como mujer, debería poder permitirme abrazar el sexo libremente y admitir que me encanta el sexo tanto como a un hombre. Debería poder  mirar libremente a un hombre atractivo y olvidar el  ‘qué pasaría si’  en mi mente.

Debería estar permitido tener mis fantasías y no ser juzgada por ellas. Internet está lleno de lo que los hombres fantasean y se tolera en esta sociedad. Es lo más normal.

Ahora, yo no puedo creer la libertad que disfruto; libertad en mi mente, la libertad en mi espíritu, y la libertad en mi mundo. Y la confianza en mí misma, es muy energizante sólo pensar en todas las posibilidades que se abren ante mi, con tu apoyo y respaldo.

Es ideal para sentirme admirada y deseada como mujer.

Sí, tengo que admitir que me gusta dar por sentadas las pequeñas cosas que haces para hacerme sentirme cómoda, cálida y querida. Pero hay veces que no quiero sentirme así y quiero sentirme caliente y excitada. A veces, deseo dejar de lado la mujer responsable y ser una chica mala. 

Claro que me daba miedo las primeras veces, tener relaciones sexuales con otro hombre y tu mirándome. Pero al ver que lo disfrutabas , se desvaneció esa preocupación en mi.  Al ver que tu miembro quedaba satisfecho, y viendo tu entusiasmo en ayudar a mi cuerpo cubierto de sudor estremeciendose de placer convertido en algo más que un acto, fue un evento y una memorable ocasión !! 

Eso hace que sea aún más aterrador el primer momento de tener relaciones sexuales con otro hombre sin ti allí. Si estuviera viendote, puedo ver tu reacción, ver tu disfrute, escuchar tu aliento y sentir tu intensidad.

Pero sin ti no, mi mente se distraía  con pensamientos como ¿me abrazarás cuando llegué a casa? ¿Estarás preocupado o estarás dormido? o ¿tendrás tantos celos que tengo que tener miedo?

Esto puede sonar mal, pero no me parecía tener derecho a disfrutar del miembro de otro hombre sin ti allí. Porque al principio, para mi tu lo eras todo. 

Pero la forma en que me hiciste sentir cuando llegué a casa borró todas esas preocupaciones. Todavía me preocupo y tengo miedo, pero cada vez es menos. Ahora ya puedo disfrutar de mi nuevo pene, y una vez que lo hago la diversión es  volver a casa y disfrutar de mi vieja polla nuevamente.

Tienes suerte de tener una mujer que disfruta del sexo tanto y tengo la suerte de tener a un hombre que me deja y me anima a disfrutar de ella. Conozco la vida  sexual de algunas de mis amigas, y no quiero eso. Podemos tener toda la miel.

No quiero dejarte perder. No estoy buscando un reemplazo y no necesito un reemplazo. Te quiero a ti, pero me gusta descubrir puntos nuevos en mi sexualidad. ¿Cómo podría reemplazarte? Tú me das, o permites que consiga, todo lo que una mujer podría desear.

Me das la seguridad de un hogar. También me das, o permitir que encuentre, la emoción; la emoción de la caza, el flirteo, la burla, la excitación de descubrir  lo nuevo, el nerviosismo de una nueva relación, la confianza para tomar el riesgo en ella y ver lo que puede suceder, lo que se puede disfrutar, sabiendo que si no, bueno, porque tengo el mejor marido en casa. 

¿Cuánto te gusta ver a un tipo que me hace llegar al orgasmo, aunque sabes que desde que disfruto de esta libertad, los mejores orgamos los disfruto contigo. Sí, a veces he sentido orgasmos increibles con otros hombres, pero eso no te debe hacer sentir mal. Estoy contento con este estilo de vida y soy feliz contigo. Quiero disfrutar contigo.

Querías que yo disfrutara de lo que ahora hago y de manera abierta y ahora felizmente puedo admitirlo. Me excita saber que te pones duro cuando me miras, o que estás masturbándote mientras estoy fuera, pero pensando en mi.

Ahora no tengo miedo de decir que yo quiero y necesito más vergas de lo que puedes ofrecer. Las mujeres podemos disfrutar más y más tiempo, y disfruto más con más de una para mi.

Así que deja de lado tus temores y disfruta de la sexualidad junto a mi. Es divertido, puede ser más divertido, y tu lo sabes y quieres. Tú eres mi fuerza, mi roca, y eso es lo que me deja tener tanta diversión en este estilo de vida, sabiendo que pase lo que pase con los demás, siempre te tendré  allí.

No quiero hacer esto cada vez que tenemos sexo. Es algo divertido para disfrutar cuando nos apetezca. Abracemos todo, abracemos la diversión, abrazame cuando quieras!

Vence sus dudas y miedos

love tumblr_nab6n1S6HN1risr9ko1_1280

¿Por qué normalmente las mujeres somos reacias a aceptar la invitación del marido a entrar a este mundo?

¿Por qué ella no te pone los “cuernos” a ti, a pesar de que es lo que deseas?

Porque tienes claro que quieres ser cornudo, ¿verdad?

Por desgracia, las cosas que más valen la pena en la vida rara vez se obtienen fácilmente. De ahí que tengan valor.

La complejidad en este proceso es tal que no he escrito anteriormente un artículo como este, aunque es la pregunta más común que recibo (de los hombres). Espero poder ayudar con este artículo.

¿Cómo la convenzo? 

Para ayudarte a entender a tu esposa, voy a discutir las razones más comunes por las que las esposas se niegan o son muy reacias a tratar o incluso a veces discutir la idea de ser compartida o disfrutada con otros hombres.

Voy a suponer que tu, como el marido cornudo objetivo o esposo+, tienes una relación de confianza y de amor con tu esposa y que al menos habéis hablado de fantasías juntos. Si has hecho realidad cualquiera de ellas, mejor, pero al menos el haberte comunicado abiertamente sobre temas sexuales es muy necesario para todo este proceso. Sé que es difícil al principio, pero es necesario.

¿Por qué te dice NO aunque la idea tiene cierto atractivo para ella?

Incluso en el mejor de los matrimonios, las esposas casi siempre asumimos que tu deseas  la misma libertad que nos ofreces. De hecho, son muy propensas a asumir que esta es la única razón principal – y eso hace que se cierre en banda. Esto significa que siempre deberás demostrar tu idea de por vida, de que no deseas estar con ninguna otra mujer, que siempre serás fiel a ella, especialmente si ella tuviera un amante. Desde el principio, lo que tienes que conseguir es ayudarla a sentirse segura de que esta es la fuente de tu placer y que lo disfrutarás a través de ella. Que deseas disfrutar sexualmente pero únicamente a través de ella.

Las esposas también se preguntan si todo esto no será una estrategia para averiguar si ellas tienen un amante. Porque piensan que si admiten que tienen pensamientos o fantasías con otro u otros hombres, vas a sentirte traicionado y siempre pensarás que ella te está engañando. El tiempo, la comunicación y la confianza disiparán estas dudas.

Luego existe otro problema,

¿va en serio?
 

¿No es una charla simplemente de cama? Él no desea realmente que yo haga esto, ¿verdad?
Si el único lugar donde hablamos estas cosas es en la cama, ella es probable que piense que es sólo por hablar, fantasear y disfrutar un rato calentando la mente.

Este  juego de rol tiene que salir fuera de la cama, tanto en conversación o acción. Deberías poder hablar de esto en cualquier momento. ¿Cómo haces esto? Cuando estéis en público juntos, considera preguntarle a ella en secreto, entre los hombres que estén a la vista, si tuviera que  tener como amante cual elegiría? Cuando veáis una película con su actor favorito, obsérvala. Hablad de lo que le gustaría hacerle. El tema tiene que ser natural. Ella debe ver que a ti realmente te excita verla o imaginarla con otro hombre, y que no te entran unos celos desenfrenados. Tengo amigas que sus maridos se ponen histéricos si las ven hablando con otros hombres. Tú debes tranquilizarla con tu respuesta a eso. Debes ser, en acción, como si fueras su mejor amiga del instituto. Esa es la confianza que deberíais tener.

Si tu esposa no tiene razones para creer que otros hombres la encuentran atractiva, ella no se sentirá muy abierta al tema. Las mujeres si no nos sentimos bien con nuestro cuerpo, dificilmente nos dejaremos atraer por otros hombres. Tu primer objetivo tendrá que ser tomar medidas para hacer que ella se sienta atractiva y deseada por otros hombres.

Otra gran duda:

“Tú eres un gran amante, ¿por qué iba ella a querer dormir con otra persona?” (piensa)

Estoy segura de que le gusta más de un sabor de helado, ¿verdad?

El hecho de que ella disfrute con uno no significa, en absoluto que no pueda disfrutar con otros. A menos que ella haya tenido bastantes parejas sexuales para establecer realmente su habilidad como amante, ella no está realmente calificada para afirmar que no disfrutaría con otra persona más.

“Es muy peligroso.”
 

Sí, el sexo seguro es muy importante, pero hay muchas maneras de asegurarlo además del uso de los condones, y la mejor de ellas es tener un marido comprometido que solamente tiene relaciones con su esposa. Las posibilidades de riesgo disminuyen considerablemente.

“Se está engañando.”
 

El engaño es una violación de la relación. Al compartir juntos esto, ella está claro que no viola ninguna confianza. Además de esto, la proscripción de ‘engaño’ es un dictado religioso y para las mujeres criadas en un ambiente religioso, esto puede ser un problema importante, pero a menos que sea una vida fundamentalista, estoy bastante segura de que está ya decidida a hacer caso omiso de la Biblia ‘… honor y obedecer …. “a su marido, ¿verdad?

No me cansaré de repetir, la comunicación. Incluso para las parejas que se comunican razonablemente bien, la falta de comunicación puede ocurrir en este tema. Cuando dos personas con una historia juntas se comunican sobre un tema, es natural para que el mensaje se transmita a través de “filtros” de las experiencias colectivas compartidas con el otro. El resultado puede ser a menudo interpretar el mensaje en lugar de sólo escuchar a su valor nominal. Esta es una razón por la que aveces ayuda más a una mujer dudosa buscando información por ella misma, que ésta sea aportada por el marido.

  • SI lograis ir superando estas barreras y ella empieza a calentarse con  LA IDEA, recuerda que debes moverte fuera de la habitación en la comunicación.
  • Anímala a vestirse sexy; asume la responsabilidad de asegurar que se sienta atractiva tanto para sí misma, para ti y  para otros hombres.
  • Garantizale que ella tendrá la oportunidad de socializar; llevar a cabo y fomentar eventos sociales con amigos o compañeros de trabajo para que pueda comenzar a apreciar la sensación de estar casada, aunque ligeramente disponible.

y por último, pero no menos importante – hablen!

Hay tantas variables en este tipo de situaciones que realmente no puedo escribir sobre ellas de manera concisa . Pero como siempre he hecho, si me pides ayuda, seré genuina y estaré dispuesta a darte mis sugerencias como una verdadera oportunidad pero no para  perder el tiempo!

Siempre contesto, aunque a veces cueste por la vida misma. Y siempre trato de escribir y compartir artículos que puedan ayudar, tanto a ellos como a ellas, para que al final, que és de lo que se trata, seamos todos más felices.

Reflexiones personales de la esposa de un auténtico cornudo consentidor

tumblr_mb72vvBYVS1rnrurco1_500

El mantener una relación cornuda te permite desarrollarte totalmente como mujer, vivir experiencias nuevas en todos los órdenes y conocer mejor a los hombres.

Los maridos, por su parte, encuentran su identidad sexual que en muchos casos ha estado oculta. Ser cornudo es una opción sexual como la de homosexual, bisexual, heterosexual, etc. Este tipo de relación no la pueden disfrutar todos. Ellos tienen que tener una predisposición natural para llevar cuernos, un cornudo no se hace, nace con esa condición que se despierta cuando conoce a la pareja perfecta. Actualmente hay muchos más hombres predispuestos a llevar cuernos de lo que parece, hombres que asumen su condición sexual.

Hay corneadores que en realidad estaban pidiendo a gritos unos buenos cuernos y cuando conocen a su mujer perfecta, dejan la condición de macho Alfa para ser los mejores cornudos, para ellos no existen otras mujeres, en su cabeza solo existe la imagen de su amada siendo cubierta y llenada por otros machos Alfa asumiendo de esta manera su condición sexual y permitiendo llegar a límites insospechados a su mujer.

Un marido cornudo puede dejar de pensar por sí mismo y si su mujer quiere puede pasar a un plano donde él acepta solo disfrutar de ella en las limpiezas después de ser cubierta por sus amantes.

En cuanto a los celos, las mujeres que están en este tipo de vida son por norma general celosas y no están dispuestas a compartir ni a su marido ni a su amante salvo estando ellas presentes, pero nunca compartirán a sus esposos con otras, disfrutarán viendo a sus maridos preparando a sus amantes y siendo penetrados por estos. Por otra parte para un cornudo consentidor, los celos son parte inherente de su condición y para su excitación. Lo que no cabe duda es que en las parejas Cuckold su amor, aceptación y complicidad es total llegando a romper todos los tabúes y llegando a incluir en los juegos: cinturones de castidad, sumisión y la penetración con condón a sus esposos, recordándoles así su condición sexual y que la eyaculación sin medios de prevención solo está permitida a sus amantes, entre otras muchas prácticas.

Para muchas de las esposas la palabra CORNUDO es una palabra prohibida, por miedo a hacer daño y humillar a sus maridos, pero no hay que tener miedo a recordarles su condición, tanto oralmente como gráficamente porque nosotras somos las causantes de que su condición salga a la luz, ellos disfrutarán viéndonos con nuestros amantes, escuchando como gozamos y sobre todo limpiando lo que ellos nos depositen en nuestro interior.

s tumblr_oi7s9aLrKw1uy961mo1_1280

Dejarles ver quien manda en casa

Cuando una mujer me pide consejo siempre le digo lo mismo, a las personas que les gustan las personas de su mismo sexo les llamamos gays o lesbianas, porque no llamar a nuestros maridos cornudos si su condición sexual es esa, seréis más felices si empezáis a entender que en casa tenéis a un marido muy especial y le debes tratar como lo que en verdad es. Dejarles ver quien manda en casa, que vuestro sexo y cuerpo solo es para vuestros amantes, preparaos para que todos y cada uno os deje su simiente dentro, dejar que vuestros esposos de vez en cuando estén presentes en vuestros encuentros sexuales y ser felices amando y llamando a vuestro marido por su nombre.

Ser un cornudo es una forma de sadomasoquismo, es una condición sexual, debemos entender que el placer se obtiene de ser humillado por su esposa y esta adopta un papel de dominación que refleja una compleja interacción de la liberación sexual femenina y económica, de la destrucción de la privacidad y el secretismo por la tecnología, de los matrimonios cambiantes y de los valores sexuales más liberales. Un cóctel magnificado en esta condición sexual

Estos hombres consideran a las mujeres unas reinas. Ellos piensan que la sangre que corre por nuestras arterias nos convierte en unos seres adorables, majestuosos, y calientes. Llevan toda la razón, las mujeres ya no somos solo las reinas de la casa. Las mujeres somos las reinas del sexo.

tumblr_oev2ygwR9Q1rs0mm3o1_1280.jpg

Somos la parte húmeda y fértil del planeta

Nuestra energía sexual es superior a la masculina. Tenemos un cuerpo sinuoso, redondo, aterciopelado, capaz de alcanzar el clímax no una, sino muchas veces. Por eso el corazón nos late más deprisa, pero se desgasta más despacio. Somos la parte húmeda y fértil del planeta.

Quisieron convertirnos en seres frígidos para mantener un orden social. Afirmaron que la virtud estaba en la virginidad, nos desearon castas y para ello se inventaron hasta cinturones, o incluso amputaron nuestro útero, o el clítoris, o los labios mayores y menores. Nos quemaron por hechiceras, por putas y por guarras, dijeron que éramos incapaces de disfrutar del sexo, pretendieron que la maternidad fuera nuestra única razón de ser. Escribieron en los libros sagrados que no teníamos alma.

En los años setenta unos científicos confirmaron que el orgasmo femenino existía. Y eso fue una revolución. Desde entonces, poco a poco, hemos ido ocupando el lugar que nos arrebataron. Bien lo saben aquellos hombres que disfrutan de sus reinas. ¿Cómo? Haciéndolas gozar a tope.

Hay muchas maneras de darnos placer así, pero una en especial nos ha dejado volar: cuckold. De hecho, la podríamos considerar como una práctica sexual extrema, puesto que se carga de un plumazo al menos un par de piedras angulares históricas de la relación de pareja en nuestras sociedades, a saber, el monopolio sexual y los celos.

El Cuckold o Matrimonio Cornudo es uno de los nombres que definen a estas parejas heterosexuales donde el varón es consciente de la superioridad sexual de su mujer y de su condición sexual donde no sólo la permite relaciones con otros, sino que la incita a mantenerlas. El marido cornudo debe ayudar a su esposa a ligar con otros hombres de manera proactiva, le deberá comprar ropa interior “especial” para la primera cita, actuará de chofer y acompañante al encuentro con el otro. Deberá esperarla de manera servicial, sin molestar, y estando siempre a disposición de su esposa o del amante de esta. Y luego incluso se postrará con devoción y deseo ante los restos de esa noche de pasión para dejar el sexo de su reina totalmente limpio.

Es evidente que un estilo de vida así puede resultar liberador para ellas… pero también para ellos. El marido deja de sentir la presión de comportarse como un macho alfa asumiendo su verdadera condición sexual. Su mujer se convierte en una figura a venerar, pero este tipo de veneración sexual altera las tradicionales relaciones de poder en la relación pasando todo el poder exclusivamente a ellas.

B&W-Chastity (7).jpg

Cambiaron los tiempos y ahora son los chicos quienes tienen que portar los cinturones de castidad. Y hasta anillas y jaulas electrificadas para el pene que controlan sus más bajos instintos. Pero ya se sabe que sarna con gusto, no pica.